Vídeo DESTACADO

jueves, 21 de mayo de 2015

20 Trabajos que sólo te interesan cuando eres niño

1. Policía.

Policía.
Es la opción de cajón, como desear la paz del mundo. Apenas aprendimos qué hace un policía, todos quisimos ser uno. Es como ser un Power Ranger con pistola.

En la vida real…

En la vida real...
Alfredo Cottin / Via Flickr: alfr3do
Ya sea controlar tránsito, vigilar bancos, romper manifestaciones o patrullar colonias peligrosas, no vale la pena hacerlo por un sueldo de máximo 10,000 pesos mensuales; menos en México, donde mentarle la madre al poli desde un auto en movimiento es deporte nacional.

2. Bombero.

Bombero.
De niños sólo queremos ser héroes. ¿Hay algo más heroico que apagar incendios, salvar gatos y hanguear con un dálmata?

En la vida real…

En la vida real...
Luisman030 / Via Flickr: 94676516@N03
Ser bombero es como la guerra: largos periodos de aburrimiento interrumpidos por estallidos de terror. Tus turnos de guardia serían 24 horas seguidas sin hacer nada, a menos que haya un incendio y tengas que salir a arriesgar la vida.

3. Soldado.

Soldado.
De niño ves Salvando al Soldado Ryan y te vuelves loco, quieres salir a recorrer al mundo y matar gente mala y vivir aventuras en el campo de batalla.

En la vida real…

En la vida real...
Samuel Ubaldo / Via Flickr: wampira64
El soldado en México hace tres cosas: O se la rifa contra los narcos, o va a implementar el plan DN3 a zonas de desastre natural o se gasta la vida en una oficina. Depende de qué soportes más: violencia, mal clima o confinamiento.

4. Futbolista.

Futbolista.
Si nunca quisiste ser futbolista, no tuviste infancia. Jugabas todos los días en el recreo, ¿te imaginas obtener dinero y fama por hacer lo mismo?

En la vida real…

En la vida real...
Servicios Informativos Siglo XXI / Via Flickr: sisiglo21
Una carrera como futbolista no sólo exige una disciplina y una condición física que nunca alcanzaremos, además es una carrera muy inestable, como ser modelo.
Si consigues un contrato con un equipo grande a los 20 años de edad, eso te deja con menos de veinte años de vida útil como futbolista, que debes explotar al máximo, con tal de que los patrocinios, marcas y contactos que logres en ese tiempo puedan sostenerte el resto de tu vida.

5. Doctor.

Doctor.
Otra vez el complejo de mesías, la voluntad de ayudar a otras personas, la necesidad de hacer algo que importe, aunque no sepamos qué es.

En la vida real…

En la vida real...
Javier Doren / Via Flickr: javierdoren
La escuela de medicina es una experiencia larga y dolorosa. Debes memorizar enciclopedias completas antes de empezar a aprender y luego tienes que ver sangre, hablar con personas, recolectar muestras de popó…
Eso si te va bien y no acabas dando consultas en una farmacia del Dr. Simi.

6. Enfermera.

Enfermera.
Si ahora eres un joven adulto, fuiste educado con cierto sexismo implícito, todos lo fuimos. No es que creamos que las niñas merecen menos que los niños, es sólo que, cuando eres niño y no sabes nada, la enfermera parece su equivalente femenino.

En la vida real…

En la vida real...
Tlanepantla de Baz / Via Flickr: tlalnepantlabaz
Es justo eso, todas las labores asquerosas de la medicina, sin el sueldo o el reconocimiento. ¿Dónde estaría la sociedad sin estos héroes?

7. Granjero.

Granjero.
Tienen su propia granja, animales, familia y crecen su comida. Hay que estar loco para no querer vivir en ese paraíso bucólico.

En la vida real…

En la vida real...
Olivier Radix / Via Flickr: oradix
No puedes sobrevivir del autoconsumo porque entonces comerías puro algodón. Sólo te queda entrarle al mercado nacional, contra producto extranjero, subsidiado y más barato.
¿Dónde estaría México sin su campo? Al parecer volando a través del aeropuerto que quieren construir justo sobre tus parcelas.

8. Vaquero.

Vaquero.
De niño, el vaquero parece una profesión. Andar todo el día a caballo, entre pueblos distantes, piropeando morras y matando vatos hasta el día que un bandido sea más listo que tú y te ponga en el piso, suena como la vida perfecta.

En la vida real…

En la vida real...
Los vaqueros ya no existen. Podrías ser ganadero, pero nunca viajarías a otros pueblos y casi no te tocaría matar bandidos. Además, la equitación es un pasatiempo muy caro.

9. Payaso.

Payaso.
Visten de colores, llevan la cara pintada, hacen reír a los niños y su vida es una gran carcajada.
Además usarías diario los zapatos más increíbles.

En la vida real…

En la vida real...
Nadie quiere a los payasos, son aterradores.

10. Mago.

Mago.
Cuando eres niño, un mago es la persona más elegante que conoces. Llevan frac, tienen poderes mágicos, pueden aparecer conejos a voluntad y todo el mundo los ama.

En la vida real…

En la vida real...
La magia no es real. Aún si te aprendes los trucos, la sociedad tiene horribles prejuicios contra los ilusionistas, contra quienes aprenden sus secretos y contra todo el gremio del entretenimiento para fiestas infantiles.

11. Veterinario.

Veterinario.
De niño amas a todos los animales porque aún no te ocurre nada horrible en la vida y quieres salvarlos a todos. Ser veterinario es una decisión obvia.

En la vida real…

En la vida real...
Los animales son como los niños, cuando no son tuyos son asquerosos.
Nunca sabes qué entrará por esa puerta, un perrito dócil con dolor de estómago o un pitbull con dolor de muelas que te tiene mucho miedo y te arrancará un dedo apenas lo toques de forma equivocada.

12. Astronauta.

Astronauta.
MGM / Via mic.com
¿Quién no querría ser astronauta? No puede haber mejor profesión que explorar el universo, romper las fronteras de la humanidad, escapar del implacable yugo de la libertad y abandonar el planeta.

En la vida real…

En la vida real...
Kirill Kudriavstev / Via gettyimages.com
Con la Tierra pasa lo mismo que con México, hay que estudiar mucho para escapar de ella. Revisa el currículum de cualquier persona que haya salido del planeta, todos son adultos en el tope de su condición física que llevan preparándose para la NASA desde que obtuvieron las calificaciones más altas de todo el kínder.

13. Músico.

Músico.
Cuando te apasiona por primera vez un instrumento, quieres dedicarle tu vida entera; practicar diario, componer canciones y tocar en los grandes escenarios del mundo.

En la vida real…

En la vida real...
La música requiere de una disciplina sobrehumana. Necesitas un amor genuino por tu instrumento para dedicarte a él, o no soportarás el tedio de pasar largas horas practicando la misma pieza hasta que comienzas a tocarla por pura memoria muscular.

14. Rockstar.

Rockstar.
Muchos niños dicen amar la música, pero muchos sólo quieren fama. Sería fácil culpar a Disney Channel, pero hay que guardar algo de la culpa para Nickelodeon y MTV.

En la vida real…

En la vida real...
Alfredo Estrella / Via gettyimages.com
Convertirse en celebridad requiere de una combinación casi imposible de suerte, talento, apariencia y condiciones sociales. Si has visto Behind the Music sabes que de todas formas no vale la pena.

15. Biólogo marino.

Biólogo marino.
Cuando eres niño suena como un trabajo que te permitiría vivir en la playa, nadar todos los días con delfines y usar trajes de látex, como un súper héroe.

En la vida real…

En la vida real...
Mehdi Fedouach / Via gettyimages.com
La biología es una ciencia y los procesos de la ciencia son intrínsecamente aburridos. Los descubrimientos deben ser maravillosos, pero necesitas paciencia para pasar horas en el laboratorio, examinando muestras y llenando bases de datos.

16. Paleontólogo.

Paleontólogo.
Universal Pictures / Via alfabetajuega.com
¡Dinosaurios! ¿Hay un plan de vida más emocionante que visitar selvas exóticas y descubrir huesos de dinosaurio?

En la vida real…

En la vida real...
Jeff Pachoud / Via thinkstock.com
En paleontología, las visitas a zonas de excavación son eventos muy especiales. La rutina consiste en clasificar muestras, leer documentación, escribir divulgación y cabildear con las autoridades de tu universidad por financiamiento para otra excavación.

17. Ingeniero.

Ingeniero.
De niño quieres ser ingeniero, no sabes de qué, pero suena como algo relacionado con la construcción. Tú eres bueno con los legos y el sueño frustrado de tu padre siempre fue ser ingeniero, tiene sentido.

En la vida real…

En la vida real...
Matemáticas.

18. Piloto.

Piloto.
Todos los días sería tu trabajo tomar parte en el milagro del vuelo humano. Al llegar a casa y tus hijos te preguntarían qué partes del mundo visitaste esta vez. ¿Quién no querría ser piloto?
Bloomberg / Via gettyimages.com
Nunca ven a su familia, y sí viajan a locaciones exóticas, pero a veces los horarios son tan apretados que deben quedarse en el hotel más cercano para bañarse, comer y volver temprano al avión. El milagro del vuelo humano suena fascinante, pero si no te llevas bien con tu copiloto en un vuelo de seis horas, puede volverse aburrido muy fácilmente.

19. Maestro.

Maestro.
¿Hay profesión más noble que la docencia? Tu trabajo es básicamente esparcir conocimiento a las nuevas generaciones para que vayan y cambien el mundo. Como maestro tú participarías directamente en la evolución de la sociedad.

En la vida real…

En la vida real...
Yuri Cortez / Via gettyimages.com
El Sindicato es de Elba Esther y la Comisión cobra cuotas muy altas. Cada nueva administración corre a echarte la culpa de la educación en México mientras recorta el presupuesto de tu escuela y prepara nuevos exámenes para ver que estés en condiciones de enseñar.
Luego, cuando sales a las calles, a quejarte, una fila de godínez estacionados sobre Reforma que no se saben las tablas de multiplicar te dirá que dejes de hacer desmadre y mejor te pongas a trabajar.

20. Presidente.

Presidente.
Netflix / Via digitaltrends.com
Es la última fantasía de todo niño, el máximo cargo público de poder. Benito Juárez y Vicente Fox fueron presidentes, así que cualquiera puede ser presidente, sólo hay que trabajar duro por ello.

En la vida real…

En la vida real...
Bloomberg / Via gettyimages.com
El presidente ni es tan poderoso y los círculos sociales a los que debes pertenecer antes de siquiera aspirar a un cargo público están sellados herméticamente para el ciudadano común.
Además, mira lo que les pasa durante su cargo.




Lleguemos al Millón dando Me gusta:

1 comentario:

  1. Get all the best spirits and wines at Duty Free Depot!

    All the highest quality brand name drinks for unbelievable low prices.

    ResponderEliminar